A los 18 años fui a Estados Unidos como alumno de intercambio. Mi intención no era estudiar Quiropráctica, de hecho no sabía lo que era hasta que llegué allí. Dio la casualidad que en la familia con la que estuve, el padre era Quiropráctico.

En aquella época yo solía tener dolores de cabeza y malestar cervical con bastante frecuencia y a través de ajustes vertebrales consiguió que desaparecieran. En ese momento me di cuenta de que quería hacer lo mismo.

tarjeta

Finalmente, en Marzo de 2002 me gradué por la Universidad Palmer (Palmer College of Chiropractic), y unos meses después abrí el Centro Quiropráctico Mallorca para poder ayudar a las personas interesadas en mejorar su estado de salud de forma natural.